Responsabilidad social para formar emprendedores

“Devolver lo que me ha dado la sociedad”, repite Luis Adriano Calero durante las conferencias dictadas en la UDLA (Universidad de las Américas) y UTE (Universidad Tecnológica Equinoccial), el pasado mes de abril. Calero, máster en Ciencias de la Computación, cuenta con participaciones dentro de dos empresas con responsabilidad social, la fundación Junior Achievement e INCAE Business  School. Las empresas tienen un objetivo común, la enseñanza de técnicas y herramientas para el ejercicio del emprendimiento.

Calero se encuentra dentro del 30% de empresarios que conoce herramientas relacionadas con la responsabilidad social, según el estudio “Línea base de responsabilidad social en el Ecuador”, realizado en el 2008 por la Unicef, IDE Business School, Swisscontact y Catholic Relief Sevices.

Las herramientas que conoce el empresario se han utilizado para educar a la juventud en temas de emprendimiento. La fundación Junior Achievement Ecuador, donde Calero es miembro fundador, inicialmente se desarrolló en Estados Unidos en 1919 y llegó al Ecuador en el año 2001. La misión de la fundación es desarrollar en niños y jóvenes destrezas que determinen su capacidad para emprender, liderar, asumir riesgos y trabajar en equipo.

Para Bernardo Ruales, estudiante de publicidad de la Universidad San Francisco de Quito, uno de los obstáculos más grandes que ha tenido que durante su inicio en la vida laboral ha sido asumir riesgos. Ruales afirma no haber contado con educación sobre emprendimiento hasta la universidad, donde recibió dos materias relacionadas con el tema pero que no trataban exclusivamente el emprendimiento.

Dentro de una materia, Bernardo debió crear un evento o negocio donde obtuviera ganancias reales. Su proyecto se llamó Volarei, consistía en un show de magia mezclado con la actuación y fue presentado en el Teatro Benalcázar el 20 y 21 de abril. Después de la realización del proyecto y a pesar del éxito que no estaría seguro que tendría, Bernardo se dio cuenta que el aprendizaje teórico recibido en la universidad no le dio las bases suficientes y asegura que la mayor parte del conocimiento fue empírico.

Es así como este emprendedor primerizo, siente que su real capacitación de emprendimiento se encuentra en la categoría “Autoaprendizaje”. Esta categoría es la tercera en un estudio realizado por el del Global Entrepreneurship Monitor (GEM), acerca del entrenamiento para crear empresas. Las categorías que la anteceden son “primaria y secundaria” y “después de la secundaria”, respectivamente.

Después de la experiencia y de registrarse en el municipio como organizador de eventos, el joven decidió seguir generando espectáculos. La idea de Bernardo es capacitarse adecuadamente y encontrar entidades que no sólo lo ayuden con conocimiento sino también con préstamos para el financiamiento de los eventos.

En el Ecuador existen varias iniciativas gubernamentales que apoyan con asesoría o que brindan créditos para la creación de negocios de pequeña y mediana empresa. Dentro de la financiación existen organismos como el Banco Nacional de Fomento (BNF), la Corporación Financiera Nacional (CFN) y el Instituto de Economía Popular y Solidaria (IEPS), dentro los más grandes. En el marco de la consultoría y capacitación el Ministerio de Inclusión Social (MIES) y ConQuito realizan talleres que impulsan las actividades emprendedoras.

Pero las iniciativas gubernamentales no son la única opción, dentro de las empresas privadas también existen opciones de responsabilidad social dirigida al emprendimiento. Por ejemplo, Red Partner, empresa donde Luis Adriano Calero es CEO y Chairman, esta vinculada con Junior Achievement Ecuador.

Otro caso es la organización Ceres, una red compuesta principalmente por empresas y fundaciones empresariales grandes como: Coca-Cola Company Ecuador, Banco del Pichincha, Cervecería Nacional, Diners Ecuador, entre otros que se dedican a la capacitación para la responsabilidad social empresarial. La organización realiza cursos especializados según la necesidad o demanda de algún grupo interesado.

Calero asegura que la capacitación tiene efectos positivos para aquellos que están interesados en recibir educación de emprendimiento. El trabajar más que los demás da frutos, afirma. Las herramientas deben buscarse y aprovecharse para conseguir las metas impuestas, es ahí  donde “la oportunidad se encuentra con el conocimiento”, como diría el emprendedor.

Notas Relacionadas:

Infografía emprendimiento en Ecuador

Comic: Actitud NO emprendedora

Galería fotográfica conferencias universitarias

Conferencia de Luis Adriano Calero en la UTE (audio)

Advertisements